Mudarse de residencia puede ser un evento emocionante. Nueva casa. Nueva escuela. Nuevos vecinos que conocer. Nuevas calles que explorar.

Ahora imagínese si usted se mudara a un nuevo país donde no sabía hablar el idioma y todo se sentía raro y diferente, y usted llevaba consigo todos sus pertenencias. La incertidumbre de no saber adónde ir para satisfacer las necesidades más básicas--comida, casa, trabajo--sería abrumadora.

El Centro de Bienvenida para Inmigrantes fue creado para sosegar el miedo y mitigar la transición para los inmigrantes recién llegados a Indianapolis. Gracias a un grupo dedicado de voluntarios--nuestros Ayudantes Naturales--ayudamos a la gente a ponerse en contacto con los servicios básicos que necesitan para comenzar bien sus nuevas vidas, guiándoles por el camino hacia la independencia.

La recompensa para el Ayudante Natural es el haber influído positivamente en la vida de otra persona, pero también hay una recompensa para la comunidad en general. Prestarles ayuda a los inmigrantes y refugiados desaventajados conduce a mejor calidad de vida y una aculturación exitosa dentro de nuestra comunidad, reforzando así el sentido de autoestima e independencia de los inmigrantes y refugiados. Como consecuencia de la independencia surge un aumento de vitalidad económica, cultural y social de Indianapolis de las cuales disfrutan tanto los residentes como los visitantes. Una verdadera ciudad multicultural atrae a las corporaciones que buscan profesionales talentosos de todo el mundo y aumenta el prestigio de nuestra ciudad como destino internacional.

Espero que usted se afilie al Centro de Bienvenida para Inmigrantes como Ayudante Natural, como voluntario o como patrocinador y que se una con nosotros en decirles "Bienvenidos a casa!" a nuestros más recientes residentes.


Amy Minick Peterson
Fundadora y Presidenta de la Junta Directiva